El papel de las consultorías de software en México

Hace aproximadamente año y medio me encontraba trabajando como desarrollador para una de tantas consultorías de software que existen. Esta consultoría en particular, se jactaba de aparecer en las famosas listas de “Great Place to Work” por varios años consecutivos, aunque no comparto la opinión de quien sea que se encargue de calificar estas empresas. En el caso de las consultorías de software, me parece que es imposible poder saber si el lugar en donde estarás laborando se puede considerar como un buen lugar para trabajar, pues, en la mayoría de los casos, el lugar de trabajo es con “el cliente”.

Recuerdo bien que en ese entonces le comentaba a un compañero mis intenciones de cambiar de lugar de trabajo, diciéndole que le pediría a la consultoría que me cambiaran de “cliente” o en su defecto buscaría cambiarme de consultoría. Reflexionando un poco lo que estaba diciendo, caí en la cuenta de que me encontraba en una situación en la que, así como algunos ven a los programadores como intercambiables, yo veía a las consultorías como algo totalmente intercambiable, únicamente a elegir según salario y prestaciones. Me puse a reflexionar al respecto, e incluso surgió en mi mente la analogía consultoría – proxeneta, pues las consultorías van reclutando programadores bajo demanda de sus clientes y de la misma forma van siendo desechados en cuanto finaliza un proyecto, si es que los clientes ya no necesitan más de sus servicios.

La gran mayoría de las consultorías de software en México se valen de una gran cantidad de artimañas para maximizar su ganancia a costa del “recurso” que contratan. La mayoría evita gastos fiscales con sistemas de contratación por honorarios, por salarios asimilados, por sociedad cooperativa y una gran cantidad de mezclas de esquemas contractuales extraños en los que, además de evitarse complicaciones con hacienda, se deslindan de gastos derivados de la mala planeación y desarrollo de software. Bajo la premisa de que el área de TI se caracteriza por jornadas extenuantes de trabajo, las consultorías dejan claro al empleado que tendrá que “adaptarse” al horario del cliente. Es prácticamente una pregunta obligada en las entrevistas de trabajo el “¿Está dispuesto a trabajar horas extras?” Las miradas acusativas y de indignación saltan cuando se contesta negativamente.

Aunque el salario de un programador puede llegar a ser mayor que el común de salarios en México, dista mucho de ser un salario competitivo. Los abusos de las consultorías no terminan allí, pues parece que se ha puesto de moda la imposición de clausulas contractuales absurdas y dudosamente legales. Una de estas cláusulas es la de prohibir al programador ser contratado por “el cliente” durante determinado periodo de tiempo después de haber dejado la consultoría, periodo que puede variar entre tres meses hasta incluso dos años. Algunas van más allá y prohíben también la contratación con otra consultoría de software.

El caso extremo de las clausulas bizarras lo viví el año pasado. Me dieron a firmar un contrato en el que encontré una clausula en la que se decía que cualquier “cosa” hecha, dentro o fuera del trabajo, que pudiera considerarse explotable bajo “propiedad intelectual” realizada por “el recurso” mientras estuviera contratado por la empresa, pasaba a ser propiedad de la empresa. Recuerdo que le pregunté a la persona de Recursos Humanos que me dio el contrato que si no era eso una exageración. Su respuesta fue que era una mera formalidad, que lo que se dice en el contrato no se hace, que es solo porque alguien lo quiso redactar así, y que lo que yo debía de hacer era ignorarlo y firmar.

Pero el extraño papel de la consultoría de software no termina allí, pues el programador no es el único afectado. Veamos el caso de los clientes. Muchas empresas que tienen áreas de desarrollo de software requieren recursos temporales y los contratan a través de consultorías de software. Las empresas se deslindan teóricamente de los gastos de reclutamiento y selección, aunque terminan pagando más a la consultoría que lo que pagarían si contrataran a los programadores de forma independiente. ¿Cuál es entonces la ventaja de contratar a una consultoría? En un mundo ideal la ventaja sería la de estar pagando por personas altamente calificadas y que cuentan con la experiencia necesaria para cubrir las necesidades de desarrollo que la empresa tenga. ¿Pero ocurre así?

El proceso de selección en el común de las consultorías se pude resumir en tres pasos: una entrevista con Recursos Humanos de la consultoría, una breve entrevista técnica o examen y una entrevista con el cliente. Al final, lo que busca la consultoría no es el mejor programador, sino simplemente un programador que “pase” la entrevista con el cliente, quien, ante esta situación, tiene la opción de confiar ciegamente en la consultoría o terminar haciendo el trabajo de reclutamiento y selección que quería ahorrarse. Muchas veces se envía a los “recursos” a entrevista con diferentes clientes, a la espera de que se queden con alguno de ellos. Las personas que van a entrevista con los clientes no pueden ni siquiera pensarse como empleados de la consultoría, pues en general, son contratados por éstas hasta que uno de los clientes haya dado el visto bueno para que trabajen en sus instalaciones.

Si pensamos detenidamente, la función de la consultoría de software es la de llevarle a sus clientes candidatos para trabajar con ellos. Si el cliente da el visto bueno, la consultoría contrata a las personas y su función será únicamente, a partir de entonces, la de darles un pago mensual, muy por debajo de lo que la consultoría recibe. Nuevamente me remito a mi analogía consultoría – proxeneta, la cual parece encajar en el modelo de trabajo a Grosso modo, de las consultorías de software. Lo triste es que, siguiendo esta analogía, los programadores quedan en un lugar deplorable en la industria del software en México.

34 comentarios en “El papel de las consultorías de software en México

  1. No solo sudamerica. Extiendelo a España también. Aqui las consultoras se las conoce comunmente como Carniceras. Condiciones pesimas para recien titulados que estan dispuestos a todo por meter la cabeza en su primer trabajo. Lo que si que no he visto por aqui son esas condiciones de la propiedad intelectual y el no poder ser fichado por un cliente, eso me parece bastante denigrante.

    Me gusta

  2. A eso se reduce la “Industria de desarrollo” en México: a consultorias patito que funcionan esencialmente como empresas de reclutamiento. Estas empresas de “tecnología” no aportan ningún valor más allá de juntar desarrolladores y aventarlos a proyectos.

    Me gusta

  3. Así es, en lo personal estuve trabajando alrededor de 16 años en consultorias distintas, y efectivamente es el mismo caso en la mayorias de ellas, en un pricipio se me contrato por saber el lenguaje de moda en aquel entonces y de alli fui saltando a donde fuera el mejor postor, ese fue el pricipal error, no aceptar una oportunidad que se presento de trabajar de planta con uno de los clientes por considerar que se me hiba a pagar menos, actualmente me doy cuenta que fue una muy buen oportunidad en aquel entonces sobre todo por la cuestion de prestaciones para conseguir credito para un casa, ademas de que en una empresa es mucho mas facil que te envien a capacitacion segun las necesidades que en cualquier consultoria (ademas que al ser capacitado es mas dificil precindir de tus servicios), realmente son muy pocas las consultorias que te dan el apoyo para superarte y que piensan en el recurso como persona y no al reves.

    Otra desventaja implicita de las consultorias (al menos en en las que estado trabajando asi operan, un recurso es el que sabe de la tecnologia y los demas son puros “padwan”),es que la gente que contratan por lo general es recien egresada, por situaciones de cumplir tiempos de entrega solo porgraman hasta “hacer que funcione”, con pruebas minimas y a la larga resulta muy costoso para los clientes el tener que lidiar con aplicaciones medio terminadas y con problemas en su operacion teniendo que seguir con la consultoria por tiempos alrgados por estos problemas.
    Una recomendacion a las empresas es que al “entrevistar” a los enviados de las consultorias pregunten si son recien egresados y cuanto tiempo han estado en la consultoria, este es un tema muy importante las consultorias pagan a alrededor de un 50% recurso y cuando va a la entrevista ni siquiera han firmado contrato alguno, casi siempre es lo mismo, ves alguna oferta de trabajo de alguna consultoria, vas una entrevista preliminar, de alli te mandan con el cliente a ver si les agradas, y si el cliente le pareces bien vas a otra “entrevista” a la consultoria donde ya te “aceptan formalmente” y firmas algun contrato si es el caso ya que algunas consultorias ni siquiera llegan a eso, es increible pero puede haber clientes que no saben que sus recursos “outsourcing” se pudieran ir al haber alguna mejor oportunidad y dejarles el trabajo a medias sin responsabilidad con ellos.

    Esperemos que con las regulaciones a la ley que se han estado sonando desde el año pasado a la fecha se den, y es muy probable ya que las consultorias son una fuente de impuestos muy muy grande que no se estan declarando y que el fisco no debe de dejar fuera de su recaudacion.

    Me gusta

  4. Pingback: El papel de las consultorías de software en México

  5. Esto no solo pasa en Espanya y America del Sur, creo que es el modus operandi de las consultorias en general. En Belgica tambien actuan de esa forma.

    Yo tambien, en un intento de explicar a mis familiares y amigos a que me dedico, me he autodefinido como “prostituta tecnologica”.

    Buena entrada, y me solidarizo con los comentarios tambien.

    Me gusta

  6. Con este, ya son varios los artículos y foros donde leo de este tema, México, España, Argentina, etc. etc… y me parece que estuvieran hablando de las “Consultoras” de mi País, Venezuela. Es exactamente la misma historia con otros actores. Acá las consultoras, y la famosa tercerización (o outsourcing, o como se llame) se han convertido en un verdadero cancer. Pseudo-empresas de papel que viven de las necesidades del cliente (aquí en su mayoria el Estado Venezolano) y de las necesidades de nosotros, los trabajadores.

    Al cliente lo estafan con sobre facturación, alargan los tiempos de entregas al máximo sin motivos reales, le asignan “recursos” (como nos llaman a los trabajadores) y se los cobran como si fueran “senior” y al recurso le pagan como “junior”. Y todo esto tiene que ser, según mi opinión, con complicidad dentro del cliente(por lo menos en las empresas publicas del Estado).

    Al trabajador le pagan lo mínimo posible, sin beneficios que valgan la pena, sin paga de horas extras, sin bonificaciones, y con un trato en algunos casos que raya en lo inhumano.

    Existen una forma que es la mas aberrante, consultoras de papel, que en su mayoría le prestan servicios a entidades bancarias y del sector financiero, que se limitan a seleccionar al recurso y al pago de nomina a través de la figura de “honorarios profesionales” que no generan ningún pasivo laboral, ni a la consultora ni al Banco. Son a fin de cuentas empresas pagadoras, que nunca se enteran en que proyecto estas trabajando, con que tecnología, e incluso a veces pasan meses para que el trabajador le vea la cara a los que “supuestamente” son tus jefes, mientras se cumple la jornada laboral en el cliente, con horario establecido y todo… al final de la relación laboral, si te he visto no me acuerdo…

    Me gusta

  7. Este famoso “outsourcing” mal implementado y mal entendido afecta a desarrolladores y en general a diferentes tipos de profesionistas en México.

    Sobre el punto de la propiedad intelectual del trabajado realizado en el tiempo libre, creo que este tipo de cláusulas nacen de la necesidad de los contratantes proteger sus productos y/o servicios. Por ejemplo si alguien es contratado por una empresa que desarrolla software para restaurants, no sería del todo correcto que después de algún tiempo esta persona lance un software para restaurants que programó en su tiempo libre mientras aún trabajaba para ellos. Dicho lo anterior, creo que en algunos casos tiene sentido este tipo de cláusulas, sobre todo si la paga es justa (caso muy raro en este tipo de consultorías patito).

    Por otro lado, estoy convencido que si el trabajo desarrollado en tiempo libre no tiene que ver con el negocio del cliente y sus productos, la propiedad intelectual corresponde al desarrollador. No al cliente. No a la empresa de consultoría.

    Aquí un comentario más desarrolado sobre el punto de a quien corresponde la propiedad intelectual: comentario de Joel Spolsky sobre el tema (en inglés).

    Me gusta

    • Entiendo tu punto pero no lo comparto, lo que se trabaja en el tiempo libre no esta financiado por la consultora. Esa clausula indica que la consultora puede reclamar derechos sobre cualquier cosa que estuvieras trabajando incluso si su inicio fue anterior al del contrato.

      Me gusta

  8. La mayoria de las empresas de consultoria / integracion trabajan asi, en efecto, e incluso se molestan cuando te presentas a una entrevista y empiezas a hacerles preguntas: ¿Cuanto tiempo tienen en el mercado? ¿Que clientes han tenido? ¿Que tipo de programas son los que manejan? En mas de una ocasion los entrevistadores de la consultoria se dan por ofendidos cuando les hagos estas preguntas, y se quejan diciendome que yo no tengo derecho de interrogarlos. 😀
    En una ocasion la empresa donde trabajo actualmente tuvo que contratar a una consultoria (supuestamente por cuestiones de tiempo). Este sistema estuvo en desarrollo por mas de 6 meses, sin que se llegara a nada; y lo unico es que
    a) terminamos demandando a la empresa por incumplimiento.
    b) el juicio se prolongo casi 2 años
    c) de todos modos fuimos nosotros los que terminamos construyendo el sistema.
    😛
    El principal problema es que no faltan personas (recien egresados, pero tambien personas con experiencia laboral pero con necesidades $ ) que aceptan los trabajos que “ellos” ofrecen.

    Me gusta

  9. Si te sirve de consuelo (espero que no) en España pasa exactamente lo mismo. Pero tal cual lo has contado (quitando alguna de esas cláusulas que jamás firmaría) las consultorías en España son igual de deshonestas y sinvergüenzas.

    Me gusta

  10. Si desafortunadamente las empresas “grandes” muchas veces aprovechan de su nombre para hacer lo que quieran con el empleado, una muy solución a esta explotación es perder el miedo y ofrecer nuestras soluciones

    Me gusta

  11. Pues charlando con unos colegas, llegamos a la conclusión de que todos vemos el problema pero realmente no hacemos nada por cambiar las cosas.
    Ahora aún más con la flexibilidad que nos otorgan ciertas plataformas (como IaaS, PaaS) podemos comenzar a ofrecer nuevas soluciones (SaaS), crear empleos y fomentar buenas prácticas. (Pues dichas consultoras están llenas de problemas, y no emplean buenos mecanismos o modelos para los procesos de desarrollo y por lo tanto es el círculo vicioso).

    Creo esta referencia les puede dar mas ideas sobre el trabajar bien… e incluso elegir a nuestros clientes http://blog.continuum.cl/archives/163 (ps. no es mi blog)

    Me gusta

    • Eso es lo mejor y más si eres buen desarrollador. En mi caso me junté con 2 amigos más y tenemos un equipo ‘multidiciplinario’. Mi gran amigo Lalo, es el que vende, ya que tiene experiencia en ventas y aparte da soporte; mi amigo Paco le gusta la talacha a él le aventamos el paquete de investigar algo que queremos hacer pero no vemos la luz como hacerlo. Yo soy el desarrollador, me gusta el código, las metodoligías de desarrollo, las ventanitas bonitas y también me gusta la operación de los negocios.
      Hay que ser bien amigos para aguantar, ya que vender software es muy dificil, pero no imposible.
      Nosotros tenemos una aplicación de Hotelería que hicimos por que tenemos el KNOWHOW de este negocio. Llevamos 5 años desque empezamos nuestra primera línea de código y la hemos vendido a 10 clientes y seguimos dándole duro a las ventas.
      A veces me voy de ‘prostituta tecnológica’ con un ‘padrote tecnológico’ para sacar algo de dinero para seguir adelante con mi proyecto y no morirme de hambre, pero se que ahí tenemos una inversión en cada línea de código.

      Me gusta

  12. Estuve en varias consultorías y en general fué así. De ahí lo que traté de hacer fué aprovechar al máximo las posibiliades de capacitación / investigación, certificarme en varias tecnologías, hacer currículum y buscar una empresa no consultora de TI. Lo que he obtenido es: Menos desvelos, más tiempo para estar con mi familia y amigos, mi nivel en la empresa es el de prácticamente de gurú conociendo varios lenguajes de programación y otras tecnologías (C, C++, C#, Java, ASP, ASP .Net, MSSQL, DB2, MySQL, Lotus Domino, etc) … y ahora por gusto dándole de lleno a infraestructura y SAP Basis.

    El consejo es, aprovechar las estancias en consultorías para conocer múltiples plataformas y aplicaciones, y en la primera oportunidad escaparse a una empresa dónde “el activo” no sea el software.
    (Es mi opinión muy personal)
    Un Saludo Srs.
    Pepe.:

    Me gusta

  13. Excelente artículo, es muy cierto que las consultorias son un problema generalizado. Comparto la idea de que cuando las cosas no funcionan en una consultoría lo mejor es fundar la propia y contrarrestar esta tendencia mediocre de vilipendiar al programador.

    Me gusta

  14. En efecto, mi situación ha sido muy similar, las consultoras solo se dedican a cobrar, dejando a la deriva si requieres equipo para tu trabajo (hardware), licencias, capacitacion. Todavia no lo entiendo: ¿Seria mejor que las empresas contrataran directamente desarrollador? Sin necesidad de recurrir a las consultorias. Tambien tengo la misma filosofia, aprender de todo lo que se pueda mientras me “prostituyo como consultor en TI”, después buscar algo mas estable.

    Saludos

    Me gusta

  15. Acaso la compañia a la que te refieres al principio del articulo, como la “Great Place to Work” es una que su nombre empieza con Soft, y termina con Tek?

    Y cual es esa en donde está la “clausula” que dice que las cosas hechas fuera tambien pertenecen a ellos?

    Me gusta

  16. Me gusta la parte de los contratos donde dice “alguien lo quiso redactar así”.
    Y es verdad, alguien lo quiso redactar así, con toda la intención de que si
    resultas ser una gallina que pone un huevo de oro ellos se puedan quedan con
    el huevo y deshechan a la gallina.

    En la parte que pregunta “¿Cuál es entonces la ventaja de contratar a una consultoría?”
    yo diria que la ventaja esta en que cuando ya no quieren a la persona (por que
    para mi es una persona no un RECURSO) simplemente lo deshechan y no le tienen
    que pagar liquidación.

    Me gusto el análisis, hay puntos que se pueden tomar en cuenta para mejorar.

    Peeeeeeeeeero yo tambien agregaría que no necesariamente TODAS LAS CONSULTORAS
    son así. Y Gracias a dios la consultora donde me desempeño no es así.

    Saludos

    Me gusta

  17. Me parece que se ha desvirtuado el trabajo de las consultorías, por lo que leo en sus comentarios. Pues tenía entendido que su función era contar con profesionales de algún campo en apoyo a las empresas con problemas dentro del mismo, y seguimiento de las alternativas de solución.

    Me gusta

  18. Intenten poner su propia consultoría y se darán cuenta que realmente no son las consultorías, son los clientes los que están mal acostumbrados. Clientes acostumbrados a recibir cotizaciones inamovibles al inicio del proyecto cuando no se sabe nada del mismo, clientes que no quieren contratar recursos mas que por periodos de tiempo muy cortos, como bomberos para apagar fuegos y sin obligaciones, en cualquier momento te lo devuelven y si te quejas baygon.

    Es fácil criticar cuando uno no está del otro lado. Los invito a hacer la prueba, yo ya la hice y comprenderán el porque de las cosas.

    Me gusta

    • Entiendo que los clientes representan gran parte del problema. Si los clientes están mal acostumbrados, es derivado también de la falta de interés de su contraparte para arreglar esta situación. Para una consultoría nueva es difícil decir que no a un tentativo cliente y permite escenarios en los que tenga que cotizar algo que no conoce.
      Por otro lado, el modelo de outsourcing está diseñado precisamente para contratar personal por un corto tiempo para cualquiera que sea la necesidad precisa de la empresa en ese momento. En este caso, es claro que gran parte de las personas ven a las consultorías de software no como una empresa que haga trabajo realmente de consultoría, sino simplemente como una empresa de outsourcing especializado en TI.

      Me gusta

  19. una verdadera empresa de software, hace precisamente eso SOFTWARE, todas las demás son agencias de reclutamiento y explotación de recursos humanos, eso si para que se escuche mas vanguardista el nombre de la empresa siempre le agregan al nombre algo así como IT, Soft, Solutions, etc.

    Me gusta

  20. Pasa lo mismo a nivel mundial, un ejemplo claro es Estados Unidos ahora la mayoria de los reclutadores y trabajadores son gente de la India por la facilidad en el idioma, en mi opinion una de las alternativas es dar respuesta a la siguientes preguntas
    Que es lo que vende ?
    Como se vende ?
    Quien lo puede hacer ?
    Como lo Administro ?

    Saludos espero haberles ayudado

    Me gusta

  21. Reblogueó esto en y comentado:
    Esto es una realidad pues he trabajado en 2 consultorías que me agradaban bastante más me fui enterando de esta verdad escondida. Al final la mayoría de los outsourcing son así.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s