Computadoras que utilizan menos energía: ¿Solución ecológica?

Actualmente tenemos una tal cantidad de problemas ambientales que ya es innegable discutir si hacemos o no daño al planeta. En el caso de las computadoras hemos visto que los nuevos modelos se jactan de ser mas amigables con el planeta al requerir menor cantidad de energía para funcionar o al utilizarla más eficientemente. Sin embargo, si todos cambiáramos de computadoras por unas más “ecológicas”, de cualquier modo dejamos una gran cantidad de desperdicios electrónicos que no contribuyen nada al bienestar del planeta.

De cualquier forma, lo mas probable es que en algún punto vamos a cambiar nuestro equipo de cómputo y al menos sabremos que nuestra nueva computadora utilizará menos energía, por lo que podremos tener nuestra conciencia ecológica tranquila. Pero ¿realmente nos ayuda esta disminución de uso de energía que los fabricantes de computadoras nos brindan?

Una investigación llevada a cabo por la Universidad del Estado de Arizona y el Instituto de Tecnología de Rochester revela que el 70% de la energía que una computadora portátil típica consume a lo largo de su vida se utiliza en la manufactura de la misma. Esto significa que el enfoque ecológico que se le está dando al uso de equipos de cómputo es totalmente erroneo, pues se tendría un verdadero ahorro de energía si esta fuera ahorrada en el proceso de fabricación.

En una entrada anterior exponíamos el problema que los electrónicos y el consumismo causan, este estudio viene a reafirmar que la estrategia correcta para ahorrar energía es disminuir la energía utilizada para la fabricación de computadoras, y qué mejor forma de hacerlo que tratando de omitir este proceso. Es decir, diseñando computadoras que puedan ser actualizadas fácilmente, pues el reuso reduce mas emisiones carbónicas que el reciclaje.

Este resultado fué publicado en el Journal of Cleaner Production y se centró en el estudio de la manufactura de un modelo de computadora portátil del año 2002. Se comparó el consumo de energía utilizado durante la vida útil de la computadora y la cantidad de energía requerida para su fabricación, así como las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de invernadero emitidos en el proceso.

De acuerdo a Eric Williams, ingeniero de la Universidad del Estado de Arizona, en el proceso de fabricación de una computadora portátil se emiten de 227 a 270 Kg de dióxido de carbono, cantidad comparable con las emisiones resultantes de la fabricación de un refrigerador, lo que significa que el proceso de manufactura de computadoras demanda demasiada energía.

El estudio revela “… fabricar el portátil requiere de 3010-4340 MJ [Mega Joules] de energía primaria, 52-67% menos energía que la requerida para la fabricación de una computadora de escritorio, La fase de manufactura representa el 62-70% del total de energía primaria de manufactura y operación. Esto indica que, también para computadoras de escritorio, disminuir la cantidad de energía de manufactura, por ejemplo al alargar la vida media del producto, puede ser una importante estrategia en la gestión del ciclo de energía de las computadoras portátiles.”

Callie Babbit del Instituto de Tecnología de Rochester añadió: “Las emisiones carbónicas [emitidas en la fabricación] de los materiales de una computadora portátil, suman solamente el 10% del total, lo que significa que el reciclaje de materiales puede regresar solamente una mínima parte de la inversión energética.”

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s